lunes, 4 de julio de 2011

Imagina...

Más allá de los errores, de la rutina, de las tragedias tras bambalinas. Amanece. Siempre amanece. Más allá de los recuerdos que atormentan, de las canciones de los ochenta, de la impaciencia. Anochece. Siempre anochece. Más allá del miedo, del "te quiero", del "te esperaré". Sueña. Siempre sueña. Más allá de lo que no ves, de lo que es, de lo que aún no ha empezado. Cree. Siempre cree. Más allá las heridas, de las historias que terminan, de las que quedan por cerrar. Sonríe. Siempre sonríe. 

2 comentarios:

Meri dijo...

lo malo es saber que amaneceras mañana otra vez porque tienes que resolver problemas y problemas, no para vivir sino para resolver..es ahi cuando prefieres soñar para no despertar.. un bsoooteee

Anya dijo...

También hay cosas por las que merece la pena levantarse y sonreír :)